Aseguran en RBZM Bahía de Los Ángeles, Canales de Ballenas y de Salsipuedes de BC, redes y embarcaciones para pesca ilegal

Aseguran en RBZM Bahía de Los Ángeles, Canales de Ballenas y de Salsipuedes de BC, redes y embarcaciones para pesca ilegal

Ensenada, Baja California, México, 18 de diciembre de 2017, México Ambiental.- Una embarcación mayor y dos redes de 500 metros, fueron descubiertas en una operación ilegal de pesca de tiburón y ejemplares de escama en aguas de la Reserva de la Biosfera Zona Marina Bahía de Los Ángeles, Canales de Ballenas y de Salsipuedes en Baja California, por lo que fueron decomisadas. La lancha quedó en depósito del capitán en el muelle de Puerto Peñasco, Sonora, hasta definir su situación jurídica.

 

El 5 de junio de 2007, en el municipio de Ensenada fue creada la Reserva de la Biósfera Bahía de los Ángeles, Canales de Ballenas y Salsipuedes, con una superficie de 387,956 hectáreas y una altitud que va desde el nivel del mar hasta los 2,000 metros de profundidad, la cual posee gran productividad biológica y es un importante refugio de diversas especies marinas, considerados en alguna categoría de riesgo según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

 

Aquí se distribuyen doce clases de ballenas y delfines; destacan la ballena azul y jorobada, el tiburón ballena, el rorcual común y tropical, la orca, el cachalote, el lobo marino, rayas, tiburones, crustáceos, tortugas marinas y más de 500 tipos de algas, muchas de ellas endémicas.

 

También cuenta con humedales costeros que son hábitat de descanso, reproducción y alimentación para aves acuáticas y playeras residentes y migratorias.

 

Según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), este importante espacio natural y corredor biológico para incontables grupos marinos que pertenece a la región de las Grandes Islas, se considera una Región Marina Prioritaria de México y área para la Conservación de las Aves en el Golfo de California.

 

Durante un operativo marítimo de vigilancia de elementos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y otras autoridades se detectó la presencia de una embarcación mayor de nombre “Marissac”, en la coordenada geográfica 28°50’53.8LN., 113°16´17.6”LO., donde está ubicada la referida zona de protección, por lo cual se dirigieron a verificar.

 

Al darse cuenta que se acercaban las embarcaciones de vigilancia, la tripulación del barco intentó sacar las redes. Sin embargo, fue sorprendida cuando se encontraba cobrando la red del carrete con ejemplares de tiburón y escama capturados dentro de la ANP Reserva de la Biosfera Zona Marina Bahía de Los Ángeles, Canales de Ballenas y Salsipuedes.

 

Una vez realizado el contacto y siguiendo los protocolos legales se procedió a abordar la embarcación mayor, en donde se realizó una revisión minuciosa  de ésta y su bodega con hielo en busca de especies protegidas. No se encontró ninguna.

 

Se solicitó al Capitán la autorización en materia de Impacto Ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para realizar actividades de pesca o captura de especies comerciales pero no mostró la documentación requerida al momento de la inspección.

 

De acuerdo al área en donde fueron ubicados los hechos, la embarcación fue sorprendida realizando actividades de pesca comercial dentro de una subzona en la prohibida, de acuerdo a su programa de manejo.

 

Los inspectores de la PROFEPA consideraron que como medida de seguridad se estableciera el aseguramiento precautorio de la embarcación y las artes de pesca (consistentes en dos redes de pesca empalmadas de 5 y 4 pulgadas de longitud de 500 metros aproximadamente), con el fin de evitar más daños y afectaciones al ecosistema costero.

 

La embarcación y artes de pesca fueron dejadas bajo resguardo del capitán, a quien se ordenó se trasladará al muelle de Puerto Peñasco, Sonora, hasta definir su situación jurídica.

 

De acuerdo a la LGEEPA, el responsable podría ser acreedor a una multa en materia de Impacto Ambiental que va de las 30 a las 50,000 Unidades de Medida y Actualización vigente.

 

La acción deriva de un operativo interinstitucional realizado por PROFEPA, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), y la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), dentro de la referida  Reserva de la Biosfera.

 

El propósito de inspeccionar embarcaciones mayores que se introducen a realizar actividades de pesca, es verificar si se trata de  aprovechamiento extractivo y no extractivo de tiburón ballena, de especies marinas protegidas, proyectos de investigación y colectas científicas, pesca deportiva, así como protección del hábitat de mamíferos marinos al interior de las mismas.

 

Con estas acciones, la PROFEPA refrenda su compromiso de preservar las Áreas Naturales Protegidas y evitar se ocasionen daños a sus elementos naturales, así como a la flora y fauna silvestre que las habitan.