Día Internacional de la Diversidad Biológica: 22 de mayo

Día Internacional de la Diversidad Biológica: 22 de mayo

Ciudad de México, México, 22 de mayo de 2018, México Ambiental.- El 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica, una conmemoración para «… informar y concienciar a la población y a los Estados sobre las cuestiones relativas a la biodiversidad». Esa fecha fue instituida por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de diciembre de 2000, en la Resolución 55/201​ y se eligió por coincidir con el aniversario de la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica, firmado en 1992.2

 

El Convenio sobre la Diversidad Biológica es el instrumento internacional para «la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos», que ha sido ratificado por 196 países.

 

Debido a la importancia de la educación y la conciencia públicas para la aplicación del Convenio a todos los niveles, la asamblea general proclamó el 22 de mayo Día Internacional de la Diversidad Biológica, mediante la resolución 55/201.

 

Para celebrar el vigésimo quinto aniversario de la convención, la ONU invita a resaltar los logros del mismo, tanto nacional, como globalmente y reflexionar sobre la importancia del cuidado de nuestra riqueza natural.

 

En el caso de México, a la fecha cuenta con 182 Áreas Naturales Protegidas distribuidas a lo largo del territorio nacional, lo que representan más de 90 millones de hectáreas bajo esquemas de protección marina y terrestre, cuyos ecosistemas juegan un papel indispensable en la vida y la economía de quienes habitan en ellas; además de poseer especies únicas de flora y fauna en el planeta.

 

Desde 1992, la convención se ha aplicado a través de la visión y el liderazgo de países, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, comunidades indígenas y locales, la comunidad científica y los individuos a título personal.

 

Los resultados han sido considerables hasta la fecha. Por ejemplo, se ha desarrollado una guía científica para la conservación de la diversidad biológica y la utilización sostenible de sus componentes en todo el mundo, han entrado en vigor las estrategias y planes de acción del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad y el Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios derivados de su utilización del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Tras la adopción del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 las Partes han avanzado significativamente en el logro de varias de sus Metas de Aichi.

 

El plan estratégico se compone de una visión compartida, una misión, objetivos estratégicos y 20 metas ambiciosas pero alcanzables, las conocidas como Metas de Aichi. Sirve como un marco flexible para el establecimiento de objetivos nacionales y regionales y promueve la aplicación coherente y eficaz de los tres objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica.