Dos mil pescadores viven de la pesca ribereña de escama marina en el litoral veracruzano: INAPESCA

Dos mil pescadores viven de la pesca ribereña de escama marina en el litoral veracruzano: INAPESCA

Ciudad de México, México, 19 de septiembre de 2017, México Ambiental.- Investigadores del Instituto Nacional de pesca de México residentes en Veracruz, durante los últimos cinco años, han realizado muestreos mensuales en las bodegas y centros de acopio de escama marina del litoral veracruzano, para caracterizar la pesquería de escama de mar, sus principales especies y artes de pesca, con objeto de determinar estudios específicos de tipo biológico-pesqueros, para cada uno de los primordiales recursos de interés social y económico.

 

En el litoral veracruzano faenan aproximadamente 2,000 pescadores ribereños dedicados a la escama marina y de acuerdo a la información biológica obtenida durante el periodo 2011-2014, la región más productiva ha sido la zona sur con 11,041 toneladas de producción pesquera, seguido por el centro con 10,046 toneladas y el área norte con 9,926 toneladas.

 

En una primera revisión de los datos recabados, se han  identificado 90 especies de escama marina con aprovechamiento comercial, entre los que destacan por su abundancia e importancia: el peto (Scomberomorus cavalla), sierra (S. maculatus), huachinango (Lutjanus campechanus) y el besugo (Rhomboplites aurorubens). El peto fue el organismo más representativo en la zona norte y en el centro; mientras que el huachinango se presentó con mayor abundancia en el sur.

 

En esta acción de monitoreo realizada en el período de 2011-2016, el litoral del Golfo de México correspondiente a Veracruz, fue dividido en tres grandes regiones de acuerdo a las grandes zonas de pesca. La zona sur que abarca Allende, Coatzacoalcos, Barrillas, Sontecomapan y Salinas Roca Partida; la parte central que incluye la población de Antón Lizardo y el puerto Alvarado; y el área norte en las localidades de Barra de Cazones, Tecolutla y Casitas.

 

Como parte de las principales actividades, se efectuó el monitoreo de la captura en los sitios de estudio, en donde se realizan las biometrías a las especies de peces de importancia comercial, tales como: longitud total, peso total, peso eviscerado y sexo de todos los organismos, ya sea por viaje o por producción guardada. También, se realizan encuestas entre  los pescadores con la finalidad de obtener información de costos del producto, situación socioeconómica de la población pesquera y características de los diferentes artes de pesca que emplean.

 

Entre las principales artes de pesca utilizadas en el estado Veracruz se encontraron las redes agalleras, palangre y  el curricán. Las redes que se utilizan son, en la mayoría de los casos, de tres pulgadas de tamaño de malla, lo que permite la captura de organismo adultos, evitando la pesca juveniles. Con ello, se contribuye a realizar una actividad sustentable, que permite la reproducción y recuperación de las especies susceptibles a la pesca. Los investigadores del INAPESCA detectaron que la diferencia entre cada zona para las artes de pesca es únicamente en cuestiones físicas de tamaño, lo anterior obedece a la diferencia en la topografía marina del litoral.

 

La interacción del INAPESCA con el sector productivo ha permitido detectar sus necesidades y efectuar  acciones con alto impacto social, como la capacitación de pescadores. Un ejemplo de ello es a Cooperativa Brisa de las Barrillas y Pescadores de la Barrilla, ubicadas en el municipio de Coatzacoalcos en la localidad de Barrillas –localidad donde se elabora de manera tradicional  el platillo conocido como minilla, a base carne de bonito, peto y jurel para su venta. Los pescadores han invertido recursos para la adquisición de una empacadora de su producto, pero por falta de conocimientos estaba sin uso. Personal del INAPESCA logró la vinculación entre la cooperativa y el Instituto Tecnológico de Boca del Río para implementar la capacitación a los pescadores y poder finalmente usar la maquinaria.

 

Para e Instituto Nacional de Pesca de México, el reto para 2017 es ayudar al sector pesquero veracruzano a buscar  alternativas  para la venta de su producto y con ello abrir más fuentes de empleo y una mejora económica, que permita el uso razonable del recurso marino.