Gobierno mexicano, presenta proyecto de norma para regular el aprovechamiento del pez merluza (Merluccius productus)

Gobierno mexicano, presenta proyecto de norma para regular el aprovechamiento del pez merluza (Merluccius productus)

La Sader a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), revisó los requisitos de la pesquería de merluza, y consideró las observaciones de la academia, de los productores, organizaciones de la sociedad civil, así como de otros especialistas en el tema.

Ciudad de México, México, 18 de febrero de 2020, México Ambiental.- Orientado a garantizar un aprovechamiento sustentable del recurso pesquero, y favorecer condiciones para el mantenimiento de las poblaciones silvestres, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), publicó el 27 de noviembre pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un proyecto de Norma Oficial Mexicana en el que establece las especificaciones para regular el aprovechamiento de la merluza (Merluccius productus) en aguas de jurisdicción federal del litoral del Océano Pacífico y el Golfo de California.

La norma propuesta, prohíbe la pesca de merluza en los polígonos destinados a la conservación de la vaquita marina (Phocoena sinus) en la zona del Alto golfo, así como en las áreas naturales protegidas y Zonas de Refugio Pesquero, además, se establece que en ningún caso se podrán capturar y retener ejemplares vivos, muertos o en partes de tortugas marinas, delfines, mamíferos marinos o alguna otra especie en riesgo. Cualquier ejemplar de estas especies capturado incidentalmente deberá de ser regresado al mar.

Las propuestas de Norma Oficial Mexicana fueron analizadas por el Grupo de Trabajo Técnico y por el Subcomité de Pesca Responsable y aprobadas por los miembros del Comité Consultivo Nacional de Normalización Agroalimentaria.

En el Subcomité de Pesca Responsable participaron las dependencias e instituciones: La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, por conducto de la Dirección General de Normalización Agroalimentaria, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, a través de la Dirección General de Ordenamiento Pesquero y Acuícola, la Unidad de Asuntos Jurídicos, la Dirección General de Inspección y Vigilancia, la Dirección General de Planeación, Programación y Evaluación y la Dirección General de Infraestructura.

El Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), a través de la Dirección General Adjunta de Investigación Pesquera en el Atlántico, la Dirección General Adjunta de Investigación Pesquera en el Pacífico y la Dirección General Adjunta de Investigación en Acuacultura.

Además, participaron: La Secretaría de Marina, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Economía, a través de la Dirección General de Normas, la Secretaría de Turismo, la Secretaria de Salud a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales por conducto de la Dirección General del Sector Primario y Recursos Naturales Renovables y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, la Comisión Nacional del Agua la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y organizaciones de productores.

En este proyecto, se menciona que se autoriza el uso de los siguientes sistemas de pesca: Arrastre escamero con doble aparejo. Arrastre escamero por popa. Para lo anterior, la luz de malla mínima de la red es de 4 pulgadas en el bolso y de 5 pulgadas en el cuerpo y se establece un máximo de 80 embarcaciones como límite de esfuerzo pesquero.

Se establecerá una cuota de captura de merluza para cada temporada y por embarcación, misma que se dará a conocer por la Secretaría mediante Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, con previo dictamen u opinión técnica del Inapesca.

Además, el seguimiento y control de las cuotas de captura en los sitios de desembarque serán verificados por la Conapesca o por las personas acreditadas.

Las artes, métodos, equipos de pesca, sistemas, particularmente la luz de malla de las redes, así como las medidas de manejo como tallas mínimas de captura, porcentajes de pesca incidental, nivel de esfuerzo pesquero u otro tipo de medidas que se requieran, podrán ser establecidas o modificadas por la Secretaría, considerando la participación del Grupo técnico y previo dictamen u opinión técnica que emita el Inapesca a través de acuerdos publicados en el DOF.

Los titulares de permisos y concesiones, y en su caso los patrones o capitanes de las embarcaciones para la pesca comercial de merluza quedarán obligados a:

  1. Apoyar y participar en los programas de investigación, la ejecución de los estudios biológicos, pesqueros, sociales, económicos y de mercado, para fines de evaluación de la pesquería de merluza que desarrolle la Secretaría.
  • Participar en al menos 20% del total de viajes de pesca en los programas de observadores a bordo, de investigación biológico pesquera, de tecnologías de captura, de prospección de conservación, de manejo o de lo que se considere procedente con relación a los recursos que soportan la pesquería, debiendo permitir para ese efecto el acceso a las embarcaciones de los observadores o personal designado y acreditado por la Secretaría, facilitando su trabajo a bordo y desembarque cuando así sea requerido. Llenar el aviso de arribo a la llegada de cada embarcación y por viaje de pesca entregarlo en las Oficinas de la Secretaría, dentro de los plazos establecidos para ello.
  • Llevar a bordo la bitácora de pesca y registrar diariamente la información requerida y del titular del permiso o concesión, entregarla debidamente llenada en las Oficinas de la Secretaría, en el plazo establecido para ello.
  • Registrar en la Bitácora de pesca las capturas incidentales (especies no objetivo) incluyendo las especies en categoría de riesgo.

Todas las embarcaciones deberán utilizar un dispositivo de localización y monitoreo satelital.

Se establece la conformación del Comité Consultivo de la pesquería de Merluza en el que participarán productores, autoridades federales y estatales, así como los expertos a través de un Grupo Técnico para el análisis de información y emisión de recomendaciones de manejo enfocadas a la sustentabilidad de la pesquería.