Gobierno prohíbe uso de redes de pesca tradicionales en hábitat de vaquita marina

Gobierno prohíbe uso de redes de pesca tradicionales en hábitat de vaquita marina

Ernesto Méndez

Ciudad de México, México, 23 de septiembre de 2020, Excélsior.- Sin negociación o apoyo de por medio, el Gobierno de México decidió prohibir a los pescadores del hábitat de la vaquita marina no solo el uso sino la posesión de sus redes tradicionales, como parte de un Acuerdo entre la Semarnat, Marina y Secretaría de Agricultura, que será publicado a más tardar el viernes 25 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Justo cuando inicia la temporada de camarón en el Alto Golfo de California, las comunidades del Golfo de Santa Clara, Sonora y San Felipe, Baja California se verán impedidas en utilizar las redes conocidas como de enmalle o agalleras, así como fabricarlas, venderlas o transportarlas en un perímetro de 10 kilómetros alrededor de la zona marina.

Los pescadores contarán con 60 días para entregar a la oficina más cercana de Conapesca todas las redes tradicionales que tengan, ya que de lo contrario se les aplicará infracciones, sanciones y requerimientos de acuerdo a la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables.

Los encargados de la inspección y vigilancia serán la Secretaría de Marina (Semar), Conapesca y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), quienes podrán decomisar redes, detener personas y determinar el cierre de la pesca en ciertas áreas.

«Dentro de 90 días naturales contados a partir de la fecha de publicación de este Acuerdo, cualquier red agallera o de enmalle que se encuentre en posesión de cualquier persona o en cualquier embarcación será inmediatamente retenida de manera precautoria y se dará inicio al procedimiento de calificación de infracciones”, indica el documento.

Los nuevos lineamientos también establecen un “Área de Tolerancia Cero”, que podrá actualizarse o modificarse, donde no se permitirá el tránsito a ningún tipo de embarcación, con patrullaje y vigilancia marítima las 24 horas del día.

También se obliga a todas las pangas o embarcaciones menores con concesión o permiso a tener un sistema de monitoreo satelital a prueba de alteraciones o manipulaciones, instalado y funcionando.

Además, no está permitido realizar pesca nocturna, en un horario comprendido entre las 16:00 horas y las 05:00 horas, estableciéndose ocho sitios autorizados para la salida y el desembarque, donde las pangas serán inspeccionadas sin excepción.

Por lo pronto, los pescadores sólo podrán utilizar redes suriperas, línea de anzuelos, palangre, trampas y el buceo libre o semiautónomo con manguera y compresor, por lo que se realizará en breve un “Programa Especial de Marcaje de Artes y Equipo de Pesca para las Embarcaciones Menores”.

En tanto, el Inapesca tiene contemplado iniciar este año “las pruebas y financiamiento de artes de pesca alternativas (incluida la red Mozambique) que incluyan mejoras tecnológicas para que previa recomendación se autoricen las concesiones o los permisos de pesca pertinentes”.

El Acuerdo en poder de Excélsior, firmado por los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores; de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Manuel Villalobos y de la Secretaría de Marina (Semar), José Rafael Ojeda Durán, advierte que quienes no cumplan con los requerimientos, podrán ser sujetos al procedimiento de revocación de permisos o concesiones.

Tiro de gracia

Carlos Alberto Tirado, dirigente de los pescadores organizados del Golfo de Santa Clara, Sonora lamentó que, ante la presión de Estados Unidos y organismos internacionales, lo más fácil para el Gobierno de México fue darle el tiro de gracia a las comunidades del Alto Golfo de California.

Subrayó que el Acuerdo que será publicado en el DOF está lleno de prohibiciones y ninguna compensación, apoyo o alternativa para que los miles de familias que dependen de esta actividad, puedan subsistir, después de más de dos años de promesas incumplidas de atención al sector.

Manifestó que de nueva cuenta se aplica mano dura contra los pescadores legales, no sólo impidiéndoles salir al mar con las redes que les han dado de comer toda la vida, sino que ahora hasta tienen que entregar sus instrumentos de trabajo a las autoridades.

En el inicio de la temporada de camarón en el Alto Golfo de California, comunidades del Golfo de Santa Clara, Sonora y San Felipe, Baja California no podrán utilizar las redes de enmalle o agalleras. Los pescadores contarán con 60 días para entregar a la oficina más cercana de Conapesca todas las redes tradicionales que tengan. Foto: Especial

Tirado dijo que de nada sirvieron los llamados de senadores, diputados y gobernadores para que la Federación ofreciera opciones productivas a los pescadores, y ahora a punto de iniciar la tan esperada temporada de camarón, no cuentan siquiera con redes ecológica y económicamente viables que les permitan atender las necesidades de sus familias.

Agregó que ahora solo falta que quieran que ellos paguen la operación de los sistemas satelitales en las embarcaciones, siendo que desde hace un par de años, Conapesca dejó de pagar la renta del servicio por austeridad.

“Yo pienso que el gobierno se equivoca, quiere que le entreguemos las redes, pero también le vamos a entregar a los hijos y las esposas, porque ¿Cómo vamos a mantener a las familias?, ¿Cómo vamos a solventar los gastos del día a día en los hogares?, si nos están prohibiendo todo, les vamos a entregar las redes y las familias para no andar batallando”, sentenció.