Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad

Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad

Ciudad de México, México, 9 de abril de 2018, México Ambiental.- Por constituir un laboratorio para el estudio de la especiación y el conocimiento de casi todos los procesos de evolución oceánicos y costeros, pero también por su impresionante belleza natural, en 2005 la UNESCO incluyó las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California en su lista de Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad

 

El territorio comprende una cuenca marina de mil 126 km de largo desde la desembocadura del río Colorado hasta cabo Corrientes, Jalisco que poseen un magnífico acervo natural de México. Son 244 islas e islotes y áreas costeras ubicadas en los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, con una extensión total de 1,838,012 has, 25% de las cuales constituyen la superficie terrestre y el resto marina. La cuenca posee más de 900 islas, islotes y promontorios.

 

En la porción norte existen humedales templados y, al sur, ambientes tropicales, que incluyen de forma parcial o total nueve áreas naturales protegidas: las reservas de la Biósfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, Isla San Pedro Mártir, El Vizcaíno e Islas Marías; los parques nacionales Bahía de Loreto, Cabo Pulmo e Isla Isabel; y las áreas de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California y Cabo San Lucas.

 

Las Islas del Golfo de California, ubicadas entre la Península de Baja California y los estados de Sonora y Sinaloa, se insertan en la Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

 

El Parque Nacional Archipiélago de Espíritu Santo, decretado así en 2007, en su porción terrestre forma parte del Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California: 105 km2, equivalentes a 50% del territorio insular nacional.

 

La zona cautiva por su aislamiento, origen volcánico, belleza escénica, 200 especies de plantas vasculares y 70 de fauna, contraste entre mar y desierto, playas apacibles y prístino entorno, las islas La Partida y Espíritu Santo; los islotes La Ballena, El Gallo y La Gallina, y los promontorios Los Islotes.

 

La Reserva de la Biósfera Bahía de los Ángeles tiene más de 387,956 has y 16 islas e islotes: Coronado, La Ventana, Cabeza de Caballo, Piojo, Coronadito, La Flecha, La Pata, La Bota, El Jorobado, La Cerradura, La Clave, Aremar o La Rasita y Los Gemelitos que abrigan tiburones ballena, ballenas de aleta, leones marinos y cinco especies de tortugas marinas, todos en peligro de extinción.

 

El Parque Nacional Archipiélago Marino de San Lorenzo, en la isla del mismo nombre, municipio de Mexicali, destaca como hábitat de especies amenazadas, vulnerables y en peligro de extinción: ballenas azul, jorobada, orca y cachalote; tortugas carey, verde y golfina, y peces totoaba, merluza, espada y delfín de risso.

 

En isla Rasa anidan la gaviota de Heermann, golondrina de mar elegante, ostrero americano, murreles de Craveri y pelícano café, que atrae a halcones de Cooper y peregrino, águila real, columbidae, fragata magnífica y piquero de Nazca.

 

Las escarpadas islas de San Lorenzo, Las Ánimas, Salsipuedes, Rasa y Partida suman un territorio árido de 50,442 has con pocos arbustos y cactus, mientras su flora marina incluye diversidad de algas y es hábitat de muchas pequeñas especies.