No hay evidencias científicas para liberar la pesca comercial de dorado (Coryphaena hippurus), en México

No hay evidencias científicas para liberar la pesca comercial de dorado (Coryphaena hippurus), en México

Ciudad de México, México, 13 de diciembre de 2019, Pesca en Directo.- Por la escasez de información sobre la biología y ecología poblacional de la especie, no es posible abrir el aprovechamiento comercial del pez dorado (Coryphaena hippurus), que actualmente en México está reservada para la pesca deportiva, que genera una importante derrama económica que alcanza diferentes estratos.

Y es que a partir del análisis de la discusión de resultados y conclusiones de un trabajo de investigación de la Dra. María del Carmen Alejo Plata, publicado en Chile en una revista científica especializada en temas del mar, puede afirmarse concluyentemente que no hay condiciones para crear la pesquería comercial del dorado.

El artículo Edad y crecimiento del dorado Coryphaena hippurus, en el Golfo de Tehuantepec, México, fue realizado por la Dra. Alejo Plata, en coautoría con José L. Gómez Márquez, e Isaías H. Salgado-Ugarte, de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, Universidad Nacional Autónoma de México, y publicado en 2011 en la revista científica Biología Marina y Oceanografía, Vol. 46, Nº2, pág. 125-134, editada por la Facultad de Ciencias del Mar, de la Universidad de Valparaíso, Chile.

Actualmente la Dra. María del Carmen Alejo Plata, es directora del Instituto de Recursos, de la Universidad del mar, con sede en Puerto Ángel, Oaxaca, México.

La publicación deriva del trabajo de tesis “Biología del dorado Coryphaena hippurus (Linnaeus, 1758) y sus implicaciones para la pesquería artesanal del Pacífico Sur de México”, para obtener el grado de Doctora en Ciencias en la FES Zaragoza de la UNAM, investigación que fue la única base científica usada por la diputada federal de Morena, por Colima, Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera, y su equipo de colaboradores, para presentar el pasado 28 de noviembre de 2019, su iniciativa para la reforma, adición y derogación de diversas disposiciones de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables de México, que afectaría específicamente el artículo 68, para retirar al dorado de la lista de seis especies protegidas y reservadas para la pesca deportiva en México, hasta 50 millas náuticas de la costa.

La postura de la legisladora pretende utilizar una investigación de hace 9 años, con trabajo de campo de hace más de 15 años, en solamente seis sitios de muestreo en una pequeña franja marina del Golfo de Tehuantepec, en el Océano Pacífico en Oaxaca, y con una muestra de 266 peces, para extrapolar los datos a más de 11,122 kilómetros de costa en los litorales del Océano Pacífico, Mar de Cortés, Mar Caribe y Golfo de México, desde la línea costera, hasta 50 millas náuticas mar adentro. Es decir, una colosal superficie marina a partir de estos pequeños datos que solo “retratan” el estatus biológico de la especie para un pequeño punto geográfico en esta inmensidad.

El trabajo de la Dra. María del Carmen Alejo Plata tiene toda la rigurosidad científica, y esto se puede advertir a partir de una lectura analítica. Este trabajo de investigación se realizó entre los años 2004 y 2007, y sirvió para que en 2011 fuera presentado por la autora para su titulación como Doctora en Ciencias en la de la UNAM. El trabajo de campo fue realizado en el Golfo de Tehuantepec se localiza frente a la costa sur de México, en aguas del Pacífico Tropical Oriental, una región altamente productiva y de gran complejidad ecológica, como afirma la propia especialista.

Pero la investigación, está muy lejos de ser útil para fundamentar una acción legislativa de este impacto en el medio ambiente, para una especie que está protegida desde años atrás y reservada para la pesca deportiva. Y es precisamente esa condición que libera al dorado (Coryphaena hippurus), de una presión excesiva de pesca, que tenemos en México diferentes poblaciones en todos los litorales, que mostrarían signos de estabilidad.

En contraposición, y sin  mayor argumento científico, excepto este estudio, en su exposición de motivos, la diputada sostiene: “… la presente iniciativa, también pretende resolver la problemática en torno a la exclusividad de la pesca del Pez Dorado (Coryphaena hippurus), toda vez que la pesca comercial y la pesca en su fase deportiva, representan una fuente de generación de ingresos, e inciden en el nivel de vida de los pobladores de las costas mexicanas, pero en ocasiones no son complementarios, sino excluyentes. Esta decisión de dedicar la citada especie exclusivamente a la pesca deportivo-recreativa se todo sin tomar en cuenta estudios que midieran el impacto de esa resolución en el ámbito socioeconómico del sector pesquero artesanal y ribereño, sin sustento solido del volumen de la pesca de esa especie o el impacto en sus poblaciones. En contraste si existe un estudio que concluye que la aplicación de medidas más rigurosas que les prohíban capturar el Dorado les produciría menor nivel de vida. Por lo tanto, no existe argumento científico, técnico y legal para sostener dicha prohibición”.

¡Y justo éste, es el mismo argumento para no abrir la pesca comercial del dorado! En otras palabras, deben realizarse más estudios para conocer el impacto en la especie por la presión de pesca, y su tasa de recuperación poblacional.

Explica que de diciembre de 2004 a diciembre de 2007 se realizaron muestreos mensuales en seis sitios de desembarco de la flota artesanal en el Golfo de Tehuantepec, localizadas 5-50 millas, mar afuera, es decir, en la franja marina que protege al dorado. “La pesquería artesanal utiliza para su operación pangas de 22 a 25 pies de longitud con motor fuera de borda y son maniobradas por uno a tres pescadores. Se usan como artes de pesca palangre de superficie, curricanes de madera artesanales, redes de deriva y redes de enmalle de superficie con luz de malla de entre 3,5 y 8 pulgadas”.

El dorado Coryphaena hippurus, es una de las principales especies capturadas en la pesquería artesanal en el Golfo de Tehuantepec, México, en forma incidental. Y categóricamente sostiene la científica: “…la escasez de información biológica básica y de las capturas ha sido la principal limitación para el desarrollo de un plan adecuado de manejo de la pesquería”.

Sobre la metodología de su investigación, reporta que: “Se estimó la edad mediante el conteo de anillos de crecimiento en escamas de 266 peces. La longitud furcal (Lf) varió entre 20 y 140 cm. a cada dorado se le registró la longitud furcal (Lf) al 0,5 cm más cercano, el peso total (P) (obtenido con una sensibilidad de 0,1 kg), y peso de las gónadas (al 0,1 g más cercano). El sexo se determinó por las características externas permanentes (Collete 1995); en los peces jóvenes por examen macroscópico de las gónadas. La madurez gonádica se asignó por la observación macroscópica de las gónadas según Beardsley (1967)”.

María del Carmen Alejo Plata fue concluyente: “Aunque el dorado ha sido considerado como un recurso potencial, capaz de ser explotado por cooperativas de pescadores artesanales (Anónimo 2010, en la Carta Nacional Pesquera de México de 2010), la escasez de información biológica básica y de las capturas ha sido la principal limitación para el desarrollo de un plan adecuado de manejo de la pesquería. El objetivo del presente estudio fue estimar la edad y determinar los parámetros de crecimiento del dorado, a través de las escamas de ejemplares capturados por la pesquería artesanal en el Golfo de Tehuantepec”.

“Otros estudios han determinado que la estructura del stock y los patrones de migración del dorado son complejos (Oxenford & Hunte 1986, Rivera & Appeldoorn 2000, Díaz-Jaimes et al. 2006, Tripp-Valdez et al. 2010). Así, para una especie que se captura tanto por la pesca deportiva como por la pesca comercial, resulta esencial obtener información sobre los parámetros de historia de vida a lo largo de las zonas de captura, lo que constituye información útil para los planes de manejo de la pesquería”.

En otras palabras: no hay evidencias científicas suficientes, para suponer que la tasa de recuperación de la población puede determinar la autorización de la pesca comercial del dorado en México. Así de simple y concreto.