Transición verano – otoño; la lobina… sigue al “forraje”

Transición verano – otoño; la lobina… sigue al “forraje”

José Juan Reyes Sustaita “El Peinao”

www.facebook.com/josejuan.reyessustaita

Monterrey, Nuevo León, México, 17 de noviembre de 2020, Pesca en Directo/Pescando Amigos e Historias.- Al llegar el otoño, suenan las alarmas para la lobina; ¡otoño es tiempo de alimentación para ella lobina!

En esta temporada la lobina se torna más activa; es ahora que el black bass inicia una ruta, de agua profunda hacia aguas cercanas a las áreas de pre desove.

Esta temporada es de movimiento, pues el black bass está en esa modalidad. La lobina estará buscando alimento, bancos de peces, sardinas, cuchillas, topote, alburnos o cualquiera que sea su alimento forraje. Esto la hace más activa y atacará señuelos en movimiento rápido, como los paletones (crankbait), hard jerkbaits, rattlins, (lipless crankbait), spinnerbaits, buzzbaits, etc.

Pescar las puntas largas, con acceso a agua profunda, es una estrategia muy efectiva, ya que esta estructura nos pondrá en contacto con ambiente de agua profunda, y con la ruta hacia agua baja; esta situación nos da la posibilidad de estudiar diferentes profundidades y cerciorarnos, a qué profundidad está el black bass en ese momento.

En esta época, se dan con frecuencia copiosas lluvias que aumentan de manera muy repentina el nivel de agua en las presas; si esto sucede, se deben buscar las zonas recién inundadas, que es lo primero que harán las lobinas en busca de todo el alimento que quedó atrapado ahí por el repentino cambio en el nivel del agua. Los señuelos tipo top waters, ranitas, buzzbaits y spinnerbaits son una herramienta ¡muy efectiva para estas ocasiones!

Dejar un Comentario