Video: Grandes lobinas atrapando señuelos

Video: Grandes lobinas atrapando señuelos

La lobina pez depredador perfecto dotado de un hocico grande y fuerte, de cuerpo robusto, con grecas romboides a los costados de la línea lateral que van del color negro, gris obscuro hasta el verde, de vientre blanco con lomo que va del negro al verde olivo o claro, de temperamento territorial y agresivo, de buena vista y fácil percepción de su alimento con su línea lateral, aunque su sentido del gusto y del olfato no son su fuerte, representa una especie sumamente atractiva para la pesca demostrando su poderío al momento de ser enganchada, pelea versátil que lo mismo da que brinque mostrando su cuerpo fuera del agua agitando su cabeza y enseñando sus agallas, hasta hundirse buscando cobertura como árboles sumergidos, hierva y piedras para safarse del señuelo, tan voraz que en muchas ocasiones he visto que no obstante de haberse alimentado al traer en su esófago una sardina o mojarra asomándose su cola en su hocico, ataca y se come nuestro señuelo,  especie que ha inspirado a compañías de lanchas, señuelos, cañas y carretes a diseñar estos conceptos especialmente para la pesca de lobina, sin temor a equivocarme es la especie para la cual existen más señuelos, equipo y técnicas para ser capturada que cualquier otra, por estas razones y muchas otras más la lobina representa hoy en día la especie deportiva número uno por excelencia.